FCC-Segell-banner4
Marta Ballvé. Repensar la naturaleza

Exposiciones

Marta Ballvé. Repensar la naturaleza

Fins al 12 de novembre del 2022

Impremta Pages - banner-180x178q2w-MKl4

La naturaleza siempre ha sido una fuente de inspiración para los artistas. Ha sido objeto de imitación y al mismo tiempo ha servido para expresar conceptos profundos de carácter religioso, filosófico o conceptual. Me refiero sobre todo a la época del Romanticismo, cuando el arte fue visto, sobre todo en Alemania, como un sustituto de la religión. Fue entonces cuando la naturaleza adquirió protagonismo entre muchos pintores que la hicieron objeto central de su creación. Caspar David Friedrich es el ejemplo más importante de esta corriente de carácter panteísta.

La obra de Marta Ballvé bebe de esta tradición, aunque plenamente insertada en la modernidad. En su obra actual toma la naturaleza como referente y nos ofrece un mensaje de esperanza después de los difíciles momentos que hemos vivido durante el confinamiento, período en el que todos sentimos nostalgia de la naturaleza. En efecto, Marta captó el mensaje secreto que la naturaleza nos transmitió durante este período en el que vibró con más fuerza que nunca mientras los seres humanos se retiraban en el interior de las casas en una especie de ejercicio introspectivo que nos ha dejado tocados mentalmente. Mientras el ser humano se ocultaba, la naturaleza se mostraba en su creciente plenitud en abundancia.

El mensaje que nos transmite la obra de Marta es el de “repensar” nuestra actitud ante la naturaleza, de la que tenemos mucho que aprender. La naturaleza no necesita a los seres humanos para sobrevivir mientras que nosotros sí la necesitamos como complemento indispensable de nuestra vida. Sacamos nuestros recursos y la explotamos en nuestro beneficio muchas veces sin respetarla. Esta melancolía de la naturaleza que sentimos durante el confinamiento ha desembocado en la actual fuga masiva de la gente hacia el campo una vez nos hemos sentido más seguros. Formalmente, su obra oscila entre la figuración y la abstracción. Ambas corrientes se disputan su presencia en la pantalla y crean un maridaje muy interesante. Las figuras de los árboles están muy presentes. A menudo la línea del horizonte tiene un gran protagonismo recordando la emblemática pintura de Friedrich Monjo junto al mar . Sus azules son de gran belleza. Es una obra que de algún modo tiende a la espiritualidad, invita a reflexionar y sobre todo transmite serenidad al espectador. Sus colores son meditativos, invitan al silencio, y en sus obras de algún modo captamos que existe la reivindicación de cuidar más la naturaleza.

La literatura ha influido mucho en la obra de Marta Ballvé. Poemas y textos acompañan a las obras y ayudan a entender su significado. Así sucede en las pinturas de pequeño formato detrás de las cuales está enganchado el texto literario que las ha inspirado. Estamos frente a una pintura contemplativa y poética. Arte y poesía están unidas íntimamente en su obra.

Son también muy interesantes sus pequeñas esculturas que representan árboles y que dialogan con las pinturas complementándose mutuamente y extendiendo su discurso a la tercera dimensión.

En la imagen: Marta Ballvé. La verticalidad de los árboles . Acrílico sobre lienzo. 100x82 cm

Te pueden
interesar
...

Torrent_Pagès_Banner