FCC-Segell-banner4
Museo de Arte de Girona recupera la obra y vida del dibujante Santiago Mateu i Pla

Exposiciones

Museo de Arte de Girona recupera la obra y vida del dibujante Santiago Mateu i Pla

bonart gerona - 27/05/22
Nial nou-180x178BONART-180x180-Cervells

El Museo de Arte de Gerona acoge. del 28 de mayo al 1 de noviembre, la exposición de Santiago Mateu i Pla, muestra que recupera la obra y vida del dibujante badalonés poniendo de relieve su vinculación con Girona.

Santiago Mateu i Pla (Pese a Mar, 1891-Badalona, 1935) es un artista casi desconocido pero de una valía considerable en el campo del dibujo, en el que llegó a alcanzar un estilo personal y una cierta notoriedad. Su muerte prematura en 1935 a la edad de cuarenta y tres años, la circunstancia de que no se hubiera profesionalizado como dibujante y el corte que significó la Guerra Civil hicieron que cayera en el olvido. El estudio e investigación que la historiadora del arte Nuria Casals dedicó al artista, publicatal Boletín de la Real Academia Catalana de Bellas Artes de Sant Jordi en 2020, supuso su re-descubrimiento y uno de los primeros intentos de recuperación de ese dibujante que amaba Girona.

La reciente exposición del Museo de Badalona, que en Girona toma el título del estudio de Núria Casals, ha permitido la difusión de buena parte de sus obras. La muestra expone una docena de dibujos del Museo de Badalona, a los que se suman los que conserva el Museo de Arte de Girona, procedentes del Fondo de la Diputación de Girona, y otros procedentes de colecciones familiares y privadas , nunca expuestos hasta ahora. En total 38 obras que permiten una aproximación a la figura de este artista todavía hoy muy desconocido. Sus paisajes de medio y pequeño formato, especialmente de Girona y sus comarcas, así como los dibujos realizados en el carbón, fueron considerados por algunos críticos el mayor acierto de su producción. Muchos de ellos de trazos vigorosos y bien saturados de negro, contrastan con otros a lápiz ya tinta, de factura lenta, meticulosa, algunos de ejecución cercana al puntillismo.

La obra de Mateu evolucionó de un academicismo temprano hacia un dibujo de trazos muy libres y espontáneos. Los dibujos hechos al carbón fueron considerados por algunos críticos el mayor acierto de su producción. Muchos de ellos de trazos vigorosos y bien saturados de negro, contrastan con otros a lápiz ya tinta, de factura lenta, meticulosa, algunos de ejecución cercana al puntillismo. En torno a 1920 también empezó a practicar un dibujo minorista y minucioso que le valieron el elogio de algunos críticos —sobre todo de Joan Sacs (Feliu Elias)— y algunas distinciones, como las que obtuvo en 1931 en un concurso coordinado por el Centro Excursionista de Cataluña, en el marco de un proyecto de estudio de la masía catalana. La temática de sus obras se centró en vistas urbanas, marinas, jardines, masías y paisajes en general, con especial predilección por Girona y sus entornos. De hecho, Mateu i Pla conoció Girona en breve, alrededor de 1911-1912 por motivos profesionales, ya que tenía que ir porque formaba parte de la zona que le fue asignada a la empresa donde trabajaba como representante comercial .

La ciudad le fascinó enormemente ―y también las poblaciones de alrededor― ya menudo hizo dibujos. Él mismo lo recordaba años después, en una carta de 1932 dirigida al gerundense y amigo suyo carles Rahola: “vareo presentar ese día que la ciudad de Girona sería para mí la piedra angular de mi obra artística –tan modesta como se quiera– y entonces todavía en embrión. Vareo seguir ávidamente todos los lugares de la comarca; la Costa Brava, maravilla geológica y lumínica, el cordial Baix Empordà, la Selva, de paisaje sombrío, la frambuesa Garrotxa, el dantesco Ripollès, el Alt Empordà reseco y recortado...”

Te pueden
interesar
...

Baner BonArt 817x68 Agenda Girona Cultura