FCC-Segell-banner4
Humberto Rivas, una mirada a la Barcelona de finales de los setenta

Exposiciones

Humberto Rivas, una mirada a la Barcelona de finales de los setenta

bonart barcelona - 25/11/21
thumbnail_BANNER BONART (2)Baner_SantiMoix_Bonart_180x180

Imaginart Gallery inaugura el 25 y 26 de noviembre a las 18:30 h. la exposición Humberto Rivas. La alegre marginación, una muestra de pequeño formato que reúne 15 retratos del fotógrafo Humberto Rivas en los que destacan los personajes marginales de la Barcelona niños de finales de los años setenta y principios de los ochenta.

La muestra, que podrá visitarse hasta el 28 de febrero del 2022, reúne 15 retratos de personajes que vivieron la Barcelona niños de finales de los años setenta y principios de los ochenta. Humberto Rivas aunque retrató a personajes ilustres también puso el foco en quienes vivían o daban vida al entonces llamado barrio Chino, el Paral·lel y el barrio Gòtic de Barcelona. El fotógrafo captó como pocos la realidad de los bajos fondos de la capital catalana y en muchas ocasiones sus protagonistas son prostitutas, homosexuales, drogadictos, transexuales, vedettes y transformistas. De ahí que en las imágenes reunidas por esta muestra se encuentre el diseñador gráfico América Sánchez; la prostituta Mónica del Raval; Johnson, uno de los presentadores célebres del Molino; y Violeta la burra, icono transformista durante el franquismo, al que Humberto Rivas dedicó un extenso reportaje y simboliza a la perfección en la Barcelona marginal. En ese sentido, el título de la muestra sale del artículo que Fernando Trueba dedicó al documental de Ventura Pons, Ocaña, un retrato intermitente.

Nacido en Buenos Aires en 1937, Humberto Rivas se establece en Barcelona en 1976, huyendo de la dictadura argentina y residente en Barcelona desde 1976. La relación del artista con nuestro país comienza después de un feliz viaje por Europa 1969 con su esposa Maria Helguera, que les permitió descubrir Barcelona, ​​la ciudad más cosmopolita en aquel período de Dictadura. La llegada de Rivas a Barcelona marcará un antes y un después en la fotografía de creación en nuestro país. Se relacionó con el mundo artístico y particularmente con los fotógrafos de la generación de los años setenta para los que Rivas, con mayor o menor intensidad, se convirtió en un referente.

Sus fotografías muestran la pasión por el retrato y el paisaje, fundamentalmente urbano, y una preocupación obsesiva por el paso del tiempo y las transformaciones que comporta tanto en las personas como en los objetos. La fotografía de Rivas propone una presentación pura y directa de la realidad que refleja los detalles más íntimos de las cosas: retratos frontales de personas y entornos, sin gesto y sin fondo, retratos secos, sobrios, blanco y negro; lugares abandonados, calles desiertas, paredes desnudas, casas vacías y puertas cerradas. El silencio y las huellas del paso del tiempo envuelven los objetos y las personas en las fotografías de Humberto Rivas.

Te pueden
interesar
...

Baner BonArt 817x68 Agenda Girona Cultura